¿Cuál es la mejor mochila para viajar?

TB0906_08b

How I Met Your Mother

Cuando decidí migrar, a comienzos de 2010, no tenía destino fijo, así que pensé que me iría con una mochila, la portátil y poca ropa.

Tenía un Ferrino de senderismo que me acompañó durante diez años en más de una aventura, pero también tenía la sospecha –acertada– de que esta vez necesitaría otra cosa.

Verás, las mochilas convencionales tienen una característica fundamental que los hace incómodos para viajar: debes apilar las cosas verticalmente y eso hace que el proceso de empacado/desempacado sea realmente tedioso. También, no se a ti, pero a mi la forma de la mochila me impide guardar pantalones u otros artículos de algodón sin que se arruguen.

Pasa también que muchas mochilas no se ajustan a las estúpidas reglas de las aerolíneas. De pronto tienes una mochila estrecha, que es perfecto para el equilibro, pero es muy largo y no lo puedes montar en el avión aunque volumétricamente sea menor que 55.5 x 35.5 x 23cm. Más de una vez me han obligado a enviar mi mochila en la bodega y he pasado todo el vuelo pensando que me pueden robar algo. Ah, porque esa es otra característica de las mochilas convencionales: pocos tienen la opción para ponerle un candado. Normalmente, si quieres asegurarlos, tienes que usar una de estas mallas protectoras que son tediosas para poner y quitar.

Así que antes de irme –y con el tiempo justo para que pudiese ser despachado hasta Venezuela– hice una lista Criterios Generales Para Una Mochila Migratoria:

  • Cremallera que permita candados.
  • Al menos dos compartimientos separados.
  • Dimensiones acordes con el estándar internacional de equipaje de mano.
  • Entre 40 y 60 litros de capacidad.
  • Tiras acolchadas.
  • Materiales ligeros.

Con esta lista me fui a buscar en foros y tiendas en línea y fue así como descubrí el mundo del MLC (Maximum Legal Carry-on, o Máximo equipaje de mano legal): equipaje diseñado para maximizar el espacio de almacenamiento sin sobrepasar las restricciones de las aerolíneas.

Y al final llegué al Aeronaut, de Tom Bihn.

before-after1

Dimensiones y Capacidad

MLC significa precisamente eso. Las dimensiones son exactamente el máximo permitido por la mayoría de las aerolíneas: 55.5 x 35.5 x 23cm (22″ x 14″ x 9″ en imperial).

La capacidad real es 42 litros y francamente me preocupaba que no fuera suficiente. El Ferrino era una mochila de 60 litros y siempre dejaba cosas por fuera. Luego descubrí que la distribución interna de la mochila tenía una influencia crucial en cómo empacas las cosas. Obvio ¿no?

En lugar de un “tubo” en el que empujas la ropa, las mochilas MLC tienen un compartimiento central que más o menos evoca a una maleta convencional: un espacio cuadrado donde puedes meter lo que quieras. Específicamente, el Aeronaut se divide en un compartimento grande y dos compartimientos más pequeños para artículos de tocador, zapatos, ropa interior o ropa sucia.

TB0906_15b

Puedes ayudarte a mantener las cosas separadas con unos cubos de empaque, bien sean los de Tom Bihn o unos más económicos.

Sin embargo a mi me parece que no son enteramente necesarios. Además, el Aeronaut viene con tiras en el interior para fijar la ropa en el compartimiento central. Usando estas tiras he logrado una serie de milagros, entre ellos empacar una chaqueta de vestir en una mochila sin arrugarla, usando esta técnica.

Adicionalmente, el Aeronaut tiene dos bolsillos laterales, uno cerrado y otro abierto, perfectos para guardar documentos de viaje y pasar rápidamente por seguridad.

TB0906_09b

Peso y otros detalles

Considerando su resistencia y capacidad, el Aeronaut es realmente ligero: 1.22 kilos. He usado mochilas escolares que pesan más que eso. Es el beneficio de los materiales de alta calidad. Muchos fabricantes ahorran costo creando mochilas que pesan 4 y 5 kilos y eso hace imposible que puedas pasar una prueba de peso de una aerolínea low cost.

Pero claro, al final lo que me convenció y lo que todavía me mantiene fiel son los detalles: el forro interior de nylon, el bolsillo para esconder las tiras de la espalda y usarlo como un bolso, las asas a ambos extremos para levantarlo de una manera segura o halarlo cuando lo colocas en el compartimiento superior y las cremalleras YKK con protectores de caucho para impedir que entre el agua. Esta mochila, que definitivamente no es una mochila de senderismo, mantuvo la ropa seca luego de una hora bajo la lluvia durante la temporada de monzones en Malasia. Algo que cualquier otra mochila barata no hubiese podido lograr.

Por cierto, el Aeronaut no es económico. Cuesta $250 o más, dependiendo de las opciones. Así que vale la pena sólo si piensas sacarle provecho. En mi caso, considero que se pagó durante el primer año en conveniencia, ropa sin arrugar y horas ahorradas en aeropuertos.

Puedes comprar el Aeronaut aquí.

IMG_2800

Desde 2010, hemos volando juntos un poco más de 30 veces, caminado cientos de kilómetros y conducido miles. Inclusive hemos dormido en la misma cama en un hostal de mala muerte en el que me daba miedo abandonar mis pertenencias en el suelo. Con cada viaje me sorprendo un poco más.

 

Otras opciones

En el camino, he intercambiado impresiones con dueños del High Sierra Carry On (con ruedas) y el Air boss. Ambos son costosos y sus dueños son igual de fanáticos que yo.

HSAT2505_2L

 

buy-now-button-amazon

 

 

 

 

 

 

 

 

Los más económicos

Si buscas una opción más económica, he leído buenas cosas sobre la Cabin Max de Metz, mucha capacidad y un precio imbatible. Metz también fabrica una mochila para viajes con Easyjet y otra aerolíneas low-cost:

71CUBfGVJXL._SL1385_

 

buy-now-button-amazon

 

 

 

 

 

 

 

 

 

…y el eBags eTech Weekender.

 

¿Tienes alguna sugerencia sobre esta reseña? ¿Tienes alguna idea para una reseña nueva? Te invitamos a dejarla en nuestro foro

About the Author

Daniel Pratt